domingo, 27 de febrero de 2011

Es evidente que no

Si aún queda
un solo argumento,

este es el momento
de encontrarlo

y agarrarme a el
con todas mis fuerzas,

porque es
evidente que no

se sostiene
de ninguna manera

el firme compromiso
que adquirí con la soledad.

¿Alguna vez
he sido capaz de perdonar?

De olvidar,
es evidente que no.

Kiko Vallejo

1 comentario:

  1. Interesante blog, buen poema.
    Desde Mi Poemario Virtual,

    Besos***

    ResponderEliminar